lunes, 25 de febrero de 2013

A vueltas con el talento y la mediocridad ...



A todos se nos llena la boca en lo que a talento y búsqueda de talento se refiere... Ríos de tinta se vierten a diario sobre este tema y se convierte en debate permanente entre quienes nos dedicamos a buscarlo.

Hoy os invito a reflexionar sobre aquellas cosas que deben acompañar a la búsqueda y acompañamiento de ese talento.

Son muchas las acepciones de talento que barajamos de forma cotidiana. Cuando una Organización lo busca, lo hace pensando en que con su incorporación las cosas mejorarán, se podrán desarrollar nuevas vías y el camino hacia la rentabilidad estará más asegurado.

Desde los Departamentos de Recursos Humanos se hace un gran esfuerzo para encontrar a esas personas que se necesitan; esta sería una parte, pero hay otra muy importante también, que es la de valorar si ese candidato, por talento que posea, encajará en el equipo y en el entorno ya existente... Es algo que no podemos olvidar nunca. 

"Si no hacemos este  ejercicio previo, ese talento del que tanto se espera probablemente se convierta en mediocridad".

Y mi pregunta es: Cuando incorporamos a estas personas a nuestra empresa ¿Qué hacemos para que todo esto funcione? 

Cosas que están pasando ... 

Mi amigo José trabajaba en una "start up", es un pequeño genio de las TIC y ; como tal, fue encontrado por alguien que lo quería para su organización. Él no tenía voluntad de cambio, pero quien le buscó le sedujo convenientemente y decidió irse a esa Multinacional.

Todo era alucinante: el proyecto, el salario, el equipo.. Un sueño hasta que conoció a su Responsable directo, alguien que, por desgracia, vio en él a un serio contrincante y que minó día tras día sus ganas, su saber hacer, hasta que logró convertir su talento en mediocridad.

A los seis meses se dio cuenta que debía salir de allí y ... ¿Cual ha sido el resultado final? Ha creado su propia "start up" y uno de sus clientes potenciales es precisamente esa Multinacional la cual, está pagando el triple por sus servicios. Parece ser que nadie ha reparado en ello salvo él, pero aquel Responsable directo sigue allí ...

Otro caso: el de María, alguien que un día viendo la situación de su empresa se puso a pensar en como añadir valor. Quiso demostrar y demostrarse a sí misma desarrollando aun más su talento. Decidió prospectar otras áreas afines que se combinaban a la perfección con su desempeño. 

Y fue a por ello, pensando que era lo mejor, invirtió gran parte de sus horas de vida personal e hizo un gran sacrificio por aumentar su valor y empleabilidad. 

Lo consiguió. Consiguió brillar y convertirse en un referente, eso sí, con la mala suerte que sólo fue valorada por el exterior ... Todo lo que hizo fue orientado única y exclusivamente a su propia empresa pero se le volvió en contra ... Y es que a veces, las percepciones sobre el desarrollo del talento son tan, pero tan diferentes... 

Ahora María, ha cambiado de proyecto, porque si algo tenía claro, es que su ilusión y sus ganas merecían otros lares que supieran valorar la dedicación, la pasión y el esfuerzo. 


  • No podemos incorporar nuevo talento si culturalmente no estamos preparados. 
  • No podemos prometer un proyecto si no tenemos la certeza de que se cumplirá. 
  • No podemos dejar a un agente de cambio e innovación en manos de un dinosaurio. 
  • No podemos someter a estos nuevos valores a normas internas que hoy ya están obsoletas. 
  • No podemos esperar éxito si no facilitamos el entorno. 


En definitiva, debemos trabajar valientemente para acabar con esas barreras, de poco sirve incorporar talento si no somos capaces de que este aflore.


Sólo aquellas empresas capaces de adaptarse a estos nuevos perfiles; ya sea, por que se han transformado o por que sean de nueva incorporación con todo lo que eso conlleva, verán los beneficios reales de lo que supone apostar realmente por el talento, la innovación, el valor y el futuro en sus organizaciones.

Os recomiendo leer encarecidamente este fabuloso artículo de nuestro compañero Jordi Mañé en twitter @teragrowth sobre como será el Talento en el futuro, un futuro que a mi modo de ver ya está aquí ...


Para acabar el post... El Talento merece ser reconocido y potenciado... ¿Que os parece si le damos una oportunidad?




























43 comentarios:

  1. Buenas Eva, gran post, me han gustado mucho los ejemplos ya que, personalmente puienso, que en el entorno que nos movemos ahora mismo, el miedo y el pesimismo están intentando enterrar el talento.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Domingo!!! Ay si ... son momentos difíciles para todos, momentos donde el darlo todo cada día ya es una premisa,pero debe ser por ambas partes... no sólo se trata de encontrar el talento si no de fidelizarlo, retenerlo y dejar que aflore. Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Mira que nos gusta lo de llenar nuestras organizaciones de "TALENTO" aunque no sepamos ni como hacer que funcione.... para mi es igual que cuando vas a casa de alguien y tiene una gran cantidad de libros para "decorar" porque queda bien y da un aire "intelectual".... pero tu sabes que ningún miembro de la familia le gusta leer... pues eso Eva que coincido plenamente contigo, la cultura de la organización tiene que marcar el talento que necesito.
    Enhorabuena por tu rebflexión.

    José Luis Pascual

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario José Luis!! como bien apuntas cuando una empresa decide incorporar nuevo talento debe hacerlo desde muchas perspectivas, debe verlo y contemplarlo como algo que posiblemente deba ser motor de cambio cultural. ¿De que nos sirve incorporar si no estamos de acuerdo en adaptar la organización a otras muchas cosas que son igual de necesarias? Al final todo eso se traduce en un coste elevado para la empresa y otro coste de carácter emocional para esa persona que fue contratada para algo que no se le dejó hacer...
      Feliz de tenerte por aquí !!! abrazo de lunes ;)

      Eliminar
  3. De nuevo das de lleno en la realidad Eva.
    Y a todo lo que has expuesto, se le une la envidia, las ganas de sobresalir por medio del trabajo de los demás, mediocres rodeados de personas excepcionales que se llevan los reconocimientos ajenos, etc.....
    Hay mucho mucho talento, pero no lo dejan salir.
    Felicidades Eva, ojalá hubiera más personas que pensaran como tu.
    Un abrazo enorme !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Reyes!!! Mil gracias siempre por todo, por tu compañía y por tu apoyo.
      Si amiga tenemos tantas cosas que mejorar...A veces con la mala gestión arruinamos o como bien apuntas tapamos el talento por el simple hecho de no valorarlo, todavía hay quien ve en el talento amenaza y mientras eso no cambie poco se puede hacer. Yo soy de la opinión que sólo se puede brillar de verdad teniendo un equipo brillante a tu alrededor... Si tengo que contratar a alguien lo haré desde la perspectiva que refuerce lo que me falta y digo yo... ¿tan difícil es? de ahí el título del post a vueltas con el talento y la mediocridad..
      feliz lunes y ta sabes... contenta de tenerte siempre cerca ;)

      Eliminar
    2. Estoy totalmente de acuerdo con el post, y con lo que dice Reyes de que "Ojalá hubiera más personas que pensaran como tú". Reitero que eres mi guía en lo profesional, y me nutro muchísimo de ti a nivel personal. ¡Gracias! Besos a las dos <3

      Eliminar
  4. Excelente post Eva.
    Siempre he defendido que el talento, entendido como las habilidades y destrezas que cada persona porta que le hacen ser excepcionales en determinadas tareas y funciones, es líquido...
    Y, al ser líquido, siempre encontrará vías para filtrarse y escaparse de nuestras manos y envases organizativos si no somos capaces de canalizarlo (como el agua).
    Por otra parte la gestion de destrezas requiere como bien indicas que se tengan en cuenta aspectos que van más alla de la simplista adecuación persona-puesto... cultura, equipo, colaboradores, expectativas y un largo etcétera de variables que en raras ocasiones tenemos en cuenta y, que, cuando no lo hacemos, asumimos el riesgo de que un profesional... fluya y su talento se filtre en otra dirección.
    Buena reflexión
    Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andres!!! gracias por este comentario... pocos son los capaces de ver realmente la importancia de estas cosas y la capacidad de correr esos riesgos que explicas y lo importante que es correr esos riesgos, entre otras cosas por la incapacidad,la falta de ganas y además de tener que levantarse de esos sillones a los que se agarran con uñas y dientes...Como bien dices hay que tener en cuenta todas esas variables, de lo contrario no funcionara. Abrazo de lunes y graciassssss siempre amigo!!

      Eliminar
  5. ¡¡Felicidades por el post Eva!!. Creo que has reflejado muy bien parte la problemática actual que se vive en muchas de las empresas españolas.

    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel!!! El secreto para que estas cosas funcionen es kuchar y sensibilizar tanto a las personas como a las organizaciones para lograr los ajustes necesarios... la idea es que si contratamos talento para que las cosas mejoren y obtener los logros y la rentabilidad deseada tendremos que hacer todo lo posible para que eso sea viable.
      Gracias siempre Isabel !!!

      Eliminar
  6. ¡Qué gran verdad Eva!
    No vamos a salir de esta con tanto "Dinosaurio" ni tanta envidia sueltas por ahí.
    No se dan cuenta que cada uno tiene sus valores y que si potenciamos todos en su justa medida, vamos hacia arriba.
    Muchas gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amaia!!! En nuestras manos está también el reto de convencer a esos dinosaurios... en muchos casos también pasa, pero es cierto que a veces se topa con muros que dificultan un poco o bastante todo. Un abrazo y me alegra mucho que te haya gustado el post ;)

      Eliminar
  7. Hola Eva ¡¡ Aunque te sigo la pista, no había escrito en tu blog ¡¡ Me llega tu artículo a través de Reyes Ramónn que es una compartidora de todo lo que vale la pena ¡¡
    Extraordinario artículo ¡¡¡ Lo que más me ha llegado es el auténtico talento de las personas que ejemplificas. El talento también se demuestra sabiendo cambiar el rumbo para no caer en una mediocridad encontrada y no buscada.
    Un abrazo ¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina!!! gracias por tu comentario, no puedo estar más de acuerdo con tu frase "El talento también se demuestra sabiendo cambiar el rumbo para no caer en la mediocridad encontrada y no buscada" El talento siempre conlleva cambio y adaptación por ambas partes!!! Abrazo y feliz de tenerte por aquí ;)

      Eliminar
  8. Excelente análisis Eva,

    Es de pensar y revisar el papel de RRHH en lo que conlleva la inserción de un nuevo miembro en la empresa. Recuerdo hace 25 años atrás cuando llegabas a IBM como empleado, la primera semana estaba dedicada a la integración del empleado con la empresa y con sus compañeros. Entiendo que IBM tiene los recursos y el tiempo requerido para que hiciese ese ejercicio introductorio, sin embargo y lamentablemente he observado que hoy después de un cuarto de siglo de esa experiencia, empresas de gran calibre obvian esos detalles que hacen grande al "talento" recién adquirido.

    Como venimos observando en nuestra labor, no se trata de carencia de "Talento", sino del pleno y absoluto desconocimiento y aplicación de procedimientos modernos para empresas del siglo XXI que aun trabajan, piensan y actúan como si fuesen de la época de la Inquisición.

    En algunos casos parece que ese concepto propagandístico que dice; "La empresa son las personas", es simplemente eso...la propaganda hacia la calle..en su interior hay vestigios claros del atraso en el manejo de las personas. Como bien dices; es así como si diluye el "Talento".

    Saludos;
    Jesús Grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús!! Gracias por tu contribución siempre y por tu acompañamiento en las Redes!! Que las empresas son las personas que las forman es así y casi me atrevería a decir que son el mayor capital social. En el caso que me explicas, dentro de sus procesos de acogida esta organización apuesta por dar conocimiento inicial para que el conocimiento que trae el empleado se ponga en marcha lo antes posible, es una buena apuesta y si invierten esfuerzos y horas en ello indudablemente es por que les revierte en un beneficio... y como bien dices es cultura de empresa.
      Mil gracias!!

      Eliminar
  9. Hola!, interesante tu artículo, aunque me deja la sensación que solo lo miras desde el punto de vista del empleado.
    Veamos el caso de aquel Responsable Directo que según el tal José le minó cada innovación y terminó como un tercerizado haciendo su propia startup.
    Quizas era lo que José estaba buscando, no te olvides que mucha gente tiene proyectos e ideas que no siempre sabe expresarlas (aun para sí mismo) y las termina canalizando a traves de supuestos conflictos.
    Por otro lado ese Responsable directo quizas era la persona que el proyecto necesitaba, simplemente porque había que cumplir un plan al pié de la letra.
    En todo caso el problema estuvo en quien lo contrató. Vaya uno a saber el panorama que le vendió y el panorama que José se compró.
    En fín, solo quería agregar mi granito de arena, las cosas no son ni muy muy ni tan tan.
    Saludos desde Argentina.
    Gustavo Valentín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gustavo!!! Bienvenido a este humilde blog!! me gusta tu comentario, abres un tema interesante... Tienes razón, la entrada emplaza la responsabilidad a la organización, en este caso por que independientemente de las necesidades personales de José o de las condiciones a las que pudiera estar sometido ese Responsable Directo que pueden ser infinitas en ambos casos, pienso que la responsabilidad de convivir con ese talento, hacer que se convierta en una realidad es dando todo el apoyo y condiciones necesarias para que así sea... es obvio que quizás, al final, la organización haya apostado por un talento que no es tal.
      Te invito a que leas otras entradas de mi blog, por que si en algo creo que me caracterizo es en alentar nuestra lucha personal ante todos los problemas que nos podamos encontrar en nuestro desarrollo profesional y casi siempre emplazo la responsabilidad en nosotros mismos y en el saber hacer propio, pero esta vez mi objetivo era únicamente invitar a una reflexión sobre el tema. Te agradezco mucho tu participación y espero seguir contando con tu compañía!! Saludos desde Barcelona ;)

      Eliminar
  10. Hola Eva!
    Me uno a esa campaña, hay que darle oportunidad a el talento, solo así avanzaremos y construiremos un mundo mejor.
    GRACIAS, excelente tu post.

    PD: Solo una preguntita Distinguida Eva, como hacemos con el talento que no tengan unos abuelitos tan monos y comprometidos por conseguirle un trabajo digno a sus nietos, como los del video, que aboguen por ellos y les promocionen?

    Abrazos Cálidos
    Guillermo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guillermo !!! gracias por tu comentario y por tu apoyo condicional siempre. Respecto a lo que hacer si no tenemos unos abuelos tan entrañables jajajja sólo nos queda usar el talento par buscar otras fórmulas no crees?? Abrazo!!!

      Eliminar
  11. Hola Eva, Buen post.
    Sólo unada pregunta. El.responsable directo comparte los mismos valores que el CEO? Lo pregunto porque habitualmente se trata de problemas insalvables ya que deberías cambiar al máximo responsable que es quién crea la cultura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David!!! gracias por tu comentario!! En lo que a tu pregunta se refiere decirte que por desgracia a veces pasa exactamente eso, existe una cultura de empresa que define las líneas a seguir y alguien se las salta, a mi modo de ver debe ser precisamente el respeto a esa cultura la que debe marcar quien continúa o da valor o valorar también quien le resta ese valor a las organizaciones e invitar a esa persona a un cambio de forma de actuar, y si no se adhiere, quizás es que su lugar está en otro tipo de proyecto u organización y se debe tomar una decisión al respecto. Espero haberte contestado y me reitero mil gracias y bienvenido al blog!!

      Eliminar
  12. Eva, me ha encantado, de verdad, porque señalas algo tremendamente importante, que es la propia necesidad de adaptabilidad por parte de la empresa y no sólo del trabajador. Un artículo genial, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena!! gracias por tu comentario, siempre debe producirse una simbiosis entre el empleado y la organización, los tiempos están cambiando a un ritmo que quienes estén anclados en normas obsoletas no podrán contar con verdadero talento en su organización y eso es así... Abrazo y feliz de tenerte por aquí!!!

      Eliminar
  13. Eva, cierta realidad lo comentado en tu post, los dptos de RRHH suelen buscar a los mejores candidatos, pero muchas veces se olvidan de ayudarlo a integrarse en el equipo.

    El nuevo candidato de principio nunca debe ser tratado como crack, debe ser presentado como un nuevo compañero que trabajará en equipo y que destacará por sus aportaciones y trabajos realizados, la experiencia me dice que por mucho talento que tenga si no es aceptado por el equipo acabará convertido en uno más, no aportando lo esperado ni desarrollando el potencial que pudiese tener.


    Saludos

    Pedro Barreiro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro!!! Estoy completamente de acuerdo contigo. Mira es tan sencillo como explicar tanto al candidato como al equipo donde va a trabajar a que viene "el nuevo" y los apoyos que va a necesitar a nivel de conocimiento del negocio y procesos para que el talento que nos aporte de sus frutos. Con algo tan sencillo se puede empezar a funcionar perfectamente. Sólo que falle este proceso ya estamos incurriendo en un grave error que nos puede llevar a pensar que nos equivocamos al seleccionarlo, cuando muchas veces, lo que ocurre es que cayo en un equipo que no le acogió ni supo ver su valía... Feliz de tenerte siempre en estas "Nuestras Redes" Pedro!! Abrazo ;)

      Eliminar
  14. Buenas Eva,

    Llevo tiempo pensando en lo que aquí expones, sobre la gestión del talento, y creo que "normalmente" nos encontramos, con tres situaciones en las empresas:

    -Por un lado las compañías que no están preparadas para asumir el nuevo talento que necesitan y la transfomación para que estas perduren.

    - Por otro lado, empresas que tienen complejos modelos de talento (teóricamente perfectos), que han quedado totalmente obsoletos y que no se cree nadie en la organización.

    -Por último, y posiblemente la solución, nos estamos encontrando con empresas que saben que la gestión del talento es el camino y se esfuerzan cada día por integrarlo. Para conseguir esta integración, creo que son necesarios "nuevos modelos de talento", dirigidos al desarrollo conjunto de la persona y la organización. Sólo así, el talento transformará las compañias y generarán el cambio necesario.

    Un gran post, que muestra una realidad de la gestión del talento.

    Un abrazo Eva ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa!!! No puedo estar más de acuerdo contigo, estos tres casos son sin duda los más frecuentes. Modelos de gestión de talento complicados y obsoletos son una realidad, cuantas horas de han perdido intentando implantarlos y que difícil que las gentes de las organizaciones lo reconozcan y se lo hagan suyos. Faltos de modelos de gestión de talento para empresas mas modestas también,
      no todas las empresas lo vean como algo prioritario. Si no se aboga por esto, desde la incorporación del candidato, mientras se integra y se estudian medidas de retención difícilmente tendremos los equipos que necesitamos...
      Esto es ya un "si o sí" ;))) Un abrazo y gracias por pasarte por aquí!!!

      Eliminar
  15. Eva me han encantado las reflexiones que haces sobre el talento. Siento que todavía hay mucho por hacer y muchas veces se nos olvida que lo más importante es empezar por el principio, las personas. Tengo la sensación de que la gran mayoría está ¿estamos? en un estado de contusión buscando salidas u opciones como escarabajos boca arriba, sin ver lo que tienen alrededor, ni verse a sí mismas. Los miedos y los cambios todavía son barreras que mucha gente no sabe como ultrapasar para dar lo mejor de si mismas.

    Un saludo y gracias por compartir tanto talento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángela!! Gracias por tu comentario. Hay empresas que lo están haciendo francamente bien, pero otras están lejos si, priorizan otras cosas y no se dan cuenta del coste tan elevado que tiene no hacer una buena gestión del talento.
      El miedo al cambio y a la pérdida de la zona de confort es algo que esta ahí y que se tiene que acabar. No se si has visto un artículo mío anterior que se titula "Avanza u otros lo harán por ti" que habla precisamente de lo que planteas en tu comentario. Un fuerte abrazo Ángela!!!

      Eliminar
  16. Buen post Eva ;) felicidades, me ha gustado... Con qué frecuencia, lo cotidiano, por cercano, no lo valoramos... ¡Cuánto nos cuesta valorar a lo demás, su talento, su capacidad...! Hay un estudio que dice q al 75% de los jefes les cuesta mucho practicar el reconocimiento... cuando precisamente esa es la necesidad humana más necesaria... hacer sentir importante a la gente... Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco!!! Que ilusión de nuevo tu comentario!! Es una realidad como bien apuntas que nos cuesta dar caricias afectivas y muestras de reconocimiento, grave error y más teniendo en cuenta que es fácil y gratis!! Con lo que se agradece un "olé" o "felicidades ha sido un gran trabajo" a tiempo... Valorar el talento y las capacidades es muy necesario y quien no lo hace no fideliza a ese talento. Como bien apuntas hay que hacer que las personas se sientan importantes.
      Otro abrazo enorme para ti amigo!!!

      Eliminar
  17. Genial tu artículo Eva, que cierto es que gestionar el talento de tus trabajadores es una tarea muy complicada ya que habrá talentos que no tengan valor para tu organización, y otros que quieras desarrollarlos sin ser innatos en la persona en cuestión, se plantea un nuevo mundo sobre el desarrollo del talento en las organizaciones.

    Te invito a pasarte por mi blog, donde fomento el talento, la creatividad y a los emprendedores: http://laeradeltalento.blogspot.com.es/

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier!!! Gracias por tu comentario, es responsabilidad también tanto del trabajador como de la empresa intentar reorientar ese talento interno que por circunstancias lo fue hace un tiempo y ahora parece que no tanto. La gestión del talento como bien apuntas requiere de una estrategia clara y trabajo.
      Mil gracias por pasarte por aquí, leeré tu blog ;) Abrazo!

      Eliminar
  18. Hola Eva...Buen Post

    El Talento al igual que la Intelingencia, son características comunes a todo ser Humano, auqnue identificarlo y aprovecharlo es el trabajo que más nos cuesta. Es fácil que uno sea un tipo Talentoso pero no esté acorde co su puesto de trabajo, por lo que de poco le servirá a él y a quienes le rodean....Me encanta lo de la Correcta Alineación de los Puestos de Trabajo.

    El Talento, bajo mi punto de vista, debe de ir acompañado de Liderazgo y Equipo, que son los tres principales Pilares para alcanzar la Competitividad de las Organizaciones.

    Las Compañías de mayor éxito, apuestan por el Talento de todo su equipo,un único mienmbro talentoso dentro del grupo, es como un solo eslabón fuerte en toda una cadena... ésta se romperá, al igual que un eslabón débil tambien hará que la cadena rompa.

    Para acabar, decirte que cualquier Organización debería hacerse las siguientes cuestiones antes de emprender cualquier proyecto:

    Qué Competencia Necesitamos
    Qué Talento Necesitamos
    Qué Competencia Tenemos
    Qué Talento Tenemos

    Y a partir de aqui...Organizar su Equipo de Trabajo, desde la perspectiva de un Conjunto y no de Individualidades.

    Bueno paro aquí, pues sino peligra el convertir mi Comentario en un Post.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio!! Bienvenido de nuevo tu comentario!! Tus descripción es acertada, y es cierto que casi todos los que estamos interesados en este tema sabemos cuales son los pasos a seguir y como proceder, el problema quizás viene después cuando el candidato "Talentoso" ya se ha incorporado y no encuentra los apoyos necesarios.
      En todo caso siempre vale la pena poner todo tipo de esfuerzos en mejorar estos procesos dentro de las organizaciones y más teniendo en cuenta que son de carácter estratégico para la evolución de nuestras compañías.
      Un fuerte abrazo y ya sabes... esta es tu casa ;)

      Eliminar
  19. El entorno, mostrenco, se mostró incapaz de reconocer el Talento. La magia estaba ahí, al alcance, pero quienes la tenían delante carecían de la sensibilidad suficiente para captarla…Y, sin embargo, el talento se revolvía, desesperadamente, tratando de salir a la superficie, fuera del angosto espacio de la incomprensión: ¡solo perseguía alguna manifestación de reconocimiento!. Pero el empeño devenía, una y otra vez, inútil, porque el entramado, envolvente, estaba regido por la Mediocridad.

    Alguien, en algún momento, detectó la magia y se apresuró a hacer partícipe del hallazgo a los líderes del entorno inmediato…que –para su sorpresa – optaron por cegar el potencial cauce del Talento: eran los regidores de la Mediocridad.

    El Talento, comprendiendo ahora su poder, dejó de conformarse con el simple reconocimiento y optó por expresarse fuera del entorno, advirtiendo que otros –algo menos mediocres – le tendían la mano para su propio beneficio…y decidió venderse, a partir de cuyo instante fue tornándose acomodaticio y, por tanto, en extinción.

    Sin embargo, el Talento Genuino tomó conciencia de su magia con enorme humildad, y, comprendiendo que estaba solo ante la Mediocridad Poderosa, decidió emprender la travesía del desierto que, finalmente, tras durísima peripecia, logró superar: fue el limitadísimo caso que, con muy pocos más, contribuyó, en su momento, al progreso del entorno global, pese a su inmensa incapacidad.

    Este humilde cuento es un sencillo reflejo, querida Eva, de la Historia de la Humanidad, cuyo progreso ha sido siempre la resultante de la batalla entre el Talento y la Mediocridad. Y tu post – excelente – es una llamada clamorosa a la conciencia de tal realidad con el propósito, tal como entiendo, de ensanchar el cauce para el flujo del Talento, en detrimento de la Mediocridad.

    Tal empeño merece la pena: soy optimista en cuanto a los posibles resultados y, sin resquicio – aunque con humildad – cuentas conmigo en la batalla. Felicitaciones por tan bello post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro!! Nuevamente me dejas sin palabras ... Maravilloso cuento... madre mía imposible expresarlo mejor, de haberlo leído antes me hubiera podido inspirar en él perfectamente para escribir el post... has plasmado mi idea de principio a fin.
      Sigamos batallando contra la mediocridad si? Yo se que tu me acompañas... Abrazo enorme amigo y gracias de corazón ;)

      Eliminar
  20. Me he quedado sin palabras! Qué gran post!! Qué cierto es, conozco muchos casos como el que explicas, pero que bueno el final!! Ojalá lo puedan aplicar todos aquellos que se han encontrado en la piel de tu amigo y lo sepan aprovechar! Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther!!! gracias por tu comentario amiga, ya ves , este salió desde muy adentro y es que cuando escuchas a amigos que pasan por estos trances te da que pensar... y decidí escribirlo por que se nos llena la boca con el tema del talento y una cosa es seleccionarlo y otra hacer que salga y se realice. Mil gracias siempre por tu apoyo, feliz de tenerte por aquí siempre!!!

      Eliminar
  21. Excelentes palabras Eva, es cierto que hay que cambiar muchas cosas en este país. Lamentablemente vemos todavía este tipo de actitudes en la gente joven que por inseguridad son incapaces de reconocer el talento y compartir sus conocimientos por miedo a que les sean robados. Aunque esto pase con mucha frecuencia, soy de las que confían en que algún día tendrá que cambiar. ¡¡Gracias por tus palabras!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Billie!!! Gracias por tu comentario, todavía hay que trabajar mucho en este sentido si, acabar con este tipo de resistencias y sobretodo avanzar. Un fuerte abrazo y mil gracias por pasarte por esta, tu casa ;)))

      Eliminar